Varitas sal y pimienta

Modo sorpresa

Estás en modo sorpresa, recarga la página o pulsa en el botón de abajo para cargar un nuevo producto.

!Recargar!
varitas-sal-y-pimienta
Si tú también crees que tus platos solo se salvan con un poco de magia y no sabes si apuntarte a Master Chef o a Hogwarts para aprender a cocinar, no te lo pienses: hazte cuanto antes con estas varitas de sal y pimienta. Aprobadas por Ollivander y con Estrella Michelín.
8.81
¡Lo quiero!
Varitas sal y pimienta
Si tú también crees que tus platos solo se salvan con un poco de magia y no sabes si apuntarte a Master Chef o a Hogwarts para aprender a cocinar, no te lo pienses: hazte cuanto antes con estas varitas de sal y pimienta. Aprobadas por Ollivander y con Estrella Michelín.
8.81
¡Lo quiero!

¿Aún con dinero? Derrocha un poco más en...

Cojín mando a distancia
El invento del siglo... No se cae, no se rompe, y en disputas familiares sobre el control de la programación televisiva no puede actuar como arma blanca, ni llevar a nadie a prisión. Cuidado con dormirse sobre él, al despertar tu perro podría haberse vuelto epiléptico.
Cubo de Rubik con luz
El Cubo de Rubik de toda la vida convertido en lámpara y dos veces más grande. Una forma nueva de estrujar tus neuronas o desarrollar tu habilidad como electricista, si es que prefieres superar el reto por una vía menos convencional (se acabó el despegar pegatinas).
Paraguas cambiacolor
El regalo ideal para optimistas. ¡Que el día esté nublado no significa que tenga que ser gris! Este paraguas tan chulo cumple a la perfección eso de "a mal tiempo, buena cara": cuánto más se moja más colorido se vuelve y más feliz te sientes tú. Imprescindible para los lunes.
Escurridor elefante
Tenemos una debilidad muy grande por este tipo de ideas... Pero a ver, ¿quién se puede resistir a hacerle un hueco a este escurridor en su baño o cocina? Solo de pensar en cómo el agua debe deslizarse por su trompita de vuelta al lavabo... ¡Se nos abre la cartera sola!
Lápiz escoba
¡Tantas cosas que molan y tan pocos sueldos al mes! Este lápiz tan guay se ha ganado a pulso el derecho a despertar tu instinto derrochador. Y sí, la escoba es, efectivamente, una goma de borrar. Para errores mucho más difíciles de eliminar, muy pronto el lápiz-lejía.
Estantería Mario Cat
Hay miles de gatos sin familia, no me digas que no merece la pena acoger a uno y, ya de paso, hacerle feliz con una de estas estanterías. Si consigues que se le iluminen los ojos al verlas igual que a ti, no habrá nadie que te robe su amor, ni siquiera con atún de por medio.
275.08
Lámpara de Tetris
Una lámpara tan chula que además puedes montar y desmontar a tu antojo tiene que ser tuya, tú también lo piensas. Porque sí, los bloques se pueden mover y cambiar de posición. ¿Si pides 20 podrás juntarlas todas y formar una versión gigante? Habrá que comprobarlo.
Bolsa para lavar la ropa
¿Te vas de camping con los colegas? No olvides el repelente de mosquitos, las historias de miedo más tétricas que te sepas y la lavadora. Sí, la lavadora, que después de un par de días esos calcetines suplican por piedad un chapuzón en "Scrubba", esta bolsa para lavar tan práctica.
Bandeja para bañera
¿Sabes esa ducha que te das a las 7 de la mañana a toda prisa y casi sin respirar? Pues esto se trata de lo contrario: solos tú y la bañera, con toda la tarde por delante, saboreando un buen vino y leyendo un gran libro. Pobre del familiar al que se le ocurra interrumpirte...
Abridor con contador
El gadget perfecto para llevar a cualquier fiesta con opción a desmadre. "¿Por qué me duele tanto la cabeza y esta casa no es mía, si solo fueron 2 cervezas?". Si no lo haces por ti, hazlo por tu hígado: él también necesita saber qué está pasando en realidad.
Estropajo Marge Simpson
Y después de años y años de lucha, Marge va a conseguir lo que tus padres llevan años soñando: que te pelees por ser tú quien friegue los platos. ¡Quién lo diría! Solo queda esperar a que saquen la escoba, la fregona y el plumero Simpson para que te conviertas en el hijo/a perfecto.
Infusor robot
A pesar de que tengan fama de destructores y conspiradores, algunos robots solo quieren una vida tranquila. Algunos como este, solo quieren hacer té. Introduce tu infusión favorita en su interior, regula sus brazos para engancharlo y deja que disfrute de un baño caliente.
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más