Extintor de pedos

Modo sorpresa

Estás en modo sorpresa, recarga la página o pulsa en el botón de abajo para cargar un nuevo producto.

!Recargar!
extintor-de-pedos
extintor-de-pedos
En el metro, en la oficina o en el ascensor, la escena siempre se repite. Debería haber, al menos, un extintor de pedos por cada dos de incendios, ¿no crees? Al menos a ti no te pillarán de improvisto: hazte cuanto antes con el tuyo y protégete de la flatulencia pública.
9.70
¡Lo quiero!
Extintor de pedos
En el metro, en la oficina o en el ascensor, la escena siempre se repite. Debería haber, al menos, un extintor de pedos por cada dos de incendios, ¿no crees? Al menos a ti no te pillarán de improvisto: hazte cuanto antes con el tuyo y protégete de la flatulencia pública.
9.70
¡Lo quiero!

¿Aún con dinero? Derrocha un poco más en...

Posavasos Mario Bros
La crisis nos afecta a todos, pero lo de Mario Bros es tremendo. Para llegar a fin de mes ya no le basta con limpiar tuberías, salvar princesas y hacer carreras ilegales de karts, ahora también recurre a sus conocimientos de fontanería para hacer de posavasos a media jornada.
Taza gigante
La clave para realizar con éxito cualquier tarea está dentro de esta taza: o tú la terminas o ella termina contigo. ¿Necesitas pasar un mes sin dormir? Apura el café de un trago y de lo único que tendrás que preocuparte es de que no se te inyecten los ojos en sangre. ¡Tú puedes!
Guante anti-ronquidos
Que tiemblen las pastillas para dormir porque llega la competencia. ¿Llevas meses sin conciliar el sueño porque tu compañero/a de cama tiene alma de oso pardo? Saca al Rocky que llevas dentro (con mucho amor, por supuesto). Ideal para el próximo San Valentín.
Globos luminosos
Dale un toque de color a tus eventos sin que tu factura de la luz se desborde con estos globos tan chulos. Solo tienes que tirar de la solapa antes de inflarlos y poner música de la buena, mientras la luciérnaga que llevan dentro tenga ganas de marcha la fiesta está asegurada.
Bigote de emergencia
Porque un bigote normal lo puede vender cualquiera. ¿Pero qué haces en esas situaciones en las que necesitas un bigote de EMERGENCIA? Hasta ayer no te quedaba otra: desesperarte, correr y aguantar el llanto. A partir de hoy nos tienes a nosotros.
Cascanueces robot
A tu vicio casi enfermizo por los frutos secos solo le falta un utensilio como este para que sea totalmente incontrolable. Si ya te cuesta trabajo dejar las nueces cuando tienes que abrirlas torpemente con el cuchillo, imagina si encima es divertido. ¡Todos a crecer a lo ancho!
Luz de luna
Regalar una estrella es de perdedores. ¿Quieres quedar como nadie con un regalo? ¡Bájale a tu pareja la propia luna! Con menos de diez euros y un poquito de labia para ornamentar la entrega podrás arreglar cualquier confusión, cumpleaños olvidado o desliz (al menos intentarlo).
Pelota antiestrés "Paul Estresado"
Que el pobre Paul se preocupe por ti dado su estado dice mucho de él. ¡Míralo! Igualito que tú cuando toca hacer la Declaración de la Renta, faltan tres días para los exámenes finales, estás pelado y te invitan a una boda... Mejor nos compramos una antes de acabar peor que él.
Calzoncillos instantáneos
Vas tú tan tranquilo por la calle y de repente descubres que no llevas ropa interior, lo típico. ¿Qué haces? Sacar de tu bolsillo una latita de calzoncillos instantáneos, meterlos en un vaso de agua y dejar que se descompriman. ¡Listo! Por favor, no te los pongas en una primera cita.
Lámpara Batman
¿Has terminado de comprar todas las lámparas de superhéroes chulas que tenemos para ti? ¿Tu habitación ya parece un casino de Las Vegas? Pues allá va otro caprichito :) Ilumina tu cuarto con la tenue presencia de Batman y que solo él sea testigo de lo que ocurre allí.
Bolsa para lavar la ropa
¿Te vas de camping con los colegas? No olvides el repelente de mosquitos, las historias de miedo más tétricas que te sepas y la lavadora. Sí, la lavadora, que después de un par de días esos calcetines suplican por piedad un chapuzón en "Scrubba", esta bolsa para lavar tan práctica.
Biblia petaca
Tal vez esperabas encontrar dentro un cáliz, una estampita o un rosario, pero no. En esta ocasión el secreto de la palabra divina (aunque pocas palabras vemos) es el gran consuelo universal: el alcohol. Al fin y al cabo, ¿no se ve la vida con más luz con alguna que otra copita? ;)
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más