Dispensador de papel carrete

Modo sorpresa

Estás en modo sorpresa, recarga la página o pulsa en el botón de abajo para cargar un nuevo producto.

!Recargar!
dispensador-de-papel-carrete
Un regalo retro procedente de la era pre-selfie, cuando los viajes había que inmortalizarlos en menos de 36 fotos. Coloca este dispensador en tu cuarto de baño y siente la magia de la fotografía artesanal cada vez que la naturaleza... Mejor cortamos la metáfora aquí.
9.40
¡Lo quiero!
Dispensador de papel carrete
Un regalo retro procedente de la era pre-selfie, cuando los viajes había que inmortalizarlos en menos de 36 fotos. Coloca este dispensador en tu cuarto de baño y siente la magia de la fotografía artesanal cada vez que la naturaleza... Mejor cortamos la metáfora aquí.
9.40
¡Lo quiero!

¿Aún con dinero? Derrocha un poco más en...

Soporte para té caracol
Hemos descubierto el secreto de la paz interior de los caracoles: les encantan las infusiones. Al menos a estos doce, cuya única misión es arrimarse a tu taza caliente y ayudarte a sostener la bolsita de té. Si es posible, intentarán dar algún sorbito. ¡Cuidado con dejarlos solos!
Enfriador de cerveza
Imagina que todos los tragos de cerveza fuesen igual de refrescantes y deliciosos, de principio a fin. ¿No sería el mundo un lugar extraordinario? Pues gracias a este enfriador tu sueño está a punto de cumplirse. Ya que hacemos esto por ti nos invitarás a unos tercios, ¿no?
Lámpara de Pac-Man
¡Una habitación nunca es lo suficientemente retro o friki! Si compartes nuestro amor por los videojuegos ochenteros, seguro que encuentras un hueco en tu casa para esta lámpara, que cambia de color al ritmo de la música y nos trae muchos recuerdos. No íbamos llorar, pero...
Cuchillo para sandías
El cuchillo definitivo para atiborrarte de sandía de forma limpia y precisa, sin tener que apuñarla para sacar las pepitas ni descuartizarla para servir una porción. Revestimiento antiadherente, mango ergonómico y un diseño muy chulo. ¿Qué más se puede pedir?
Galletero zombie
El guardián perfecto para tu alijo de galletas, siempre que no coja confianza y te pida un trozo de cerebro a cambio de vigilar tu botín. Perfecto para decorar la cocina y desconcertar a tus visitas o para picotear algo mientras haces una maratón de The Walking Dead.
Estantería Mario Cat
Hay miles de gatos sin familia, no me digas que no merece la pena acoger a uno y, ya de paso, hacerle feliz con una de estas estanterías. Si consigues que se le iluminen los ojos al verlas igual que a ti, no habrá nadie que te robe su amor, ni siquiera con atún de por medio.
275.08
Abridor con contador
El gadget perfecto para llevar a cualquier fiesta con opción a desmadre. "¿Por qué me duele tanto la cabeza y esta casa no es mía, si solo fueron 2 cervezas?". Si no lo haces por ti, hazlo por tu hígado: él también necesita saber qué está pasando en realidad.
Guante anti-ronquidos
Que tiemblen las pastillas para dormir porque llega la competencia. ¿Llevas meses sin conciliar el sueño porque tu compañero/a de cama tiene alma de oso pardo? Saca al Rocky que llevas dentro (con mucho amor, por supuesto). Ideal para el próximo San Valentín.
Edredón pizza
Cenar pizza dentro de tu edredón de pizza, ese es el bucle perfecto de queso, tomate y adoración que necesitas para tener dulces (o más bien grasientos y deliciosos) sueños. Se nos está llenando el teclado de baba mientras escribimos esto, así que vamos a parar ya.
183.39
Cojín Jamón de Bellota
Si el presupuesto no alcanza para uno de verdad, al menos concédete el capricho de hacerte con este. Puede que no tenga el mismo sabor y olor, pero podrás dormir sobre él para facilitar que tu próximo sueño lo protagonice un bocadillo de jamón... ¡Ah, la crisis!
Dispensador de papel carrete
Un regalo retro procedente de la era pre-selfie, cuando los viajes había que inmortalizarlos en menos de 36 fotos. Coloca este dispensador en tu cuarto de baño y siente la magia de la fotografía artesanal cada vez que la naturaleza... Mejor cortamos la metáfora aquí.
Sujetalibros huevos de dragón
¿Se casa tu amigo, el más friki de todos? Aquí tienes un regalo ideal para él, digno de una Khaleesi, que lo mismo te sirve para dejar los libros en su sitio que para conquistar un imperio. Nosotros, por si acaso, no los acercaríamos a la estufa (mientras estén dentro de casa).
160.01
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más