Barbacoa plegable

Modo sorpresa

Estás en modo sorpresa, recarga la página o pulsa en el botón de abajo para cargar un nuevo producto.

!Recargar!
barbacoa-plegable
barbacoa-plegable
Porque es un complemento esencial, porque uno nunca sabe cuándo le va a entrar un repentino antojo de chuletas a la brasa, porque cosas más raras se han visto en un bolso de mano. ¿Tienes tú alguna razón para no llevar siempre cerca esta barbacoa portátil plegable?
26.99
¡Lo quiero!
Barbacoa plegable
Porque es un complemento esencial, porque uno nunca sabe cuándo le va a entrar un repentino antojo de chuletas a la brasa, porque cosas más raras se han visto en un bolso de mano. ¿Tienes tú alguna razón para no llevar siempre cerca esta barbacoa portátil plegable?
26.99
¡Lo quiero!

¿Aún con dinero? Derrocha un poco más en...

Barbacoa sin humo
Ahorra a tus vecinos el disgusto de tener que llamar a los bomberos cada vez que te da por improvisar una barbacoa en el balcón. Si el cuerpo te pide chuletas, lo que necesitas es una de estas barbacoas de carbón sin humo, ideal para utilizar dentro de casa o en un camping.
169.00
Taza "Ya no eres joven"
Nada como un regalo sincero, que te escupa la verdad sin tapujos... y te haga llorar en cada desayuno. Por esa razón "Miss Miserable", que comparte nuestra debilidad por el humor negro, ha creado una colección de tazas existencialistas como esta, no apta para amigos sensibles.
Antorcha de Minecraft
Típico: bajas a una cueva hasta los topes de minerales y te quedas sin antorchas en el peor momento, mientras la mitad del inframundo explosivo viene a por ti. Evita que te pase en la vida real con esta versión eléctrica de la antorcha (funciona sin redstone).
Dispensador de gominolas
Imagina un dispensador como este en cada habitación de tu casa lleno hasta los topes: gominolas en tu habitación, chocolatinas en la cocina, pistachos en el baño... Eso sí, procura que no se te acaben los suministros y acostúmbrate a los pantalones de goma ;)
Extintor de pedos
En el metro, en la oficina o en el ascensor, la escena siempre se repite. Debería haber, al menos, un extintor de pedos por cada dos de incendios, ¿no crees? Al menos a ti no te pillarán de improvisto: hazte cuanto antes con el tuyo y protégete de la flatulencia pública.
Cuchillo para sandías
El cuchillo definitivo para atiborrarte de sandía de forma limpia y precisa, sin tener que apuñarla para sacar las pepitas ni descuartizarla para servir una porción. Revestimiento antiadherente, mango ergonómico y un diseño muy chulo. ¿Qué más se puede pedir?
Taza térmica panda
Que el Cola Cao no sea lo único que endulce tus mañanas. Esta taza térmica con forma de oso panda es la compañera matutina perfecta, ya que despierta al mismo tiempo que tú: con el primer café de la mañana. Al fin alguien que sabe cómo te sientes a las 7 a.m.
Póster para colorear gigante
¿Sabes esas veces en las que tu primo pequeño te visita y no sabes qué hacer con él? Pues aquí lo tienes: dos metros cuadrados de absoluto entretenimiento en los que deberías invertir. No descartes ser tú quien se enganche a este gran atlas para colorear, es muy adictivo :)
Kit de reparación de gafas
¡Qué bien nos habría venido esto en el instituto! Para arreglar las gafas y, de paso, coger el spray delante del culpable de turno y metérs... ¡Eh, eh! Que esto es una web para todo los públicos. Lo que decíamos, un gran regalo para tus abuelos o para ser un poco más autosuficiente ;)
Machete multiusos
A partir de ahora, si ves a tu vecino con un machete en el jardín no te asustes. No tiene por qué haber matado a nadie, a lo mejor solo está haciendo hamburguesas, o abriendo un par de cervezas para invitarte a una. Aunque claro, tú conoces a tu vecino mejor que nosotros...
Bandeja de descongelación rápida
No, por mucho que pongas el "tupper" junto al radiador, dentro de una cabina de rayos UVA o le apuñales con el cuchillo para favorecer que se descongele, no hay forma humana de derretir ese bloque de titanio y albóndigas que tienes delante. No sin una de estas, claro ;)
Soporte para té caracol
Hemos descubierto el secreto de la paz interior de los caracoles: les encantan las infusiones. Al menos a estos doce, cuya única misión es arrimarse a tu taza caliente y ayudarte a sostener la bolsita de té. Si es posible, intentarán dar algún sorbito. ¡Cuidado con dejarlos solos!
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más